tiempo para mirar

mirar-julio2017

Llega el verano y el tiempo de vacaciones.

Tiempo para encontrarse,  para pasar más horas juntos y estar de otra manera.

Tiempo para mirar.

Porque todos necesitamos ser mirados y mirados en exclusiva para sabernos que existimos, pertenecemos. Para distinguirnos y crecer en identidad.

 

Mirarte para:

Estar.

Estar disponible a lo que te está ocurriendo.

Aceptarte  tal cual eres y estás.

Dejar de mirarme y poder contemplar a quien tengo delante.

Re-conocerte y decirte: eres, estás aquí.

Escucharte sin hablar.

Entenderte sin necesidad de tomar partido.

Tomar partido y saber que te escucho.

Observarte cómo creces, cómo opinas, qué necesitas.

Acercarme.

Que te acerques.

Alejarme.

Que te alejes.

Mirar creando posibilidades.

Mirar para creer.

 

autor: Santiago González Mayor

ilustradora: Cristina Álvarez Almirante

Anuncios

El día de tu madre y mi madre

WhatsApp Image 2017-05-07 at 12.02.27

No es fácil vivir si tu madre no está.

No es fácil levantarse cada día y descubrir que quien te da los buenos días no es tu madre, ni la persona que te acompaña al colegio, ni tan siquiera la que prepara la comida, ni la que te pilla en tu última travesura.

No es fácil vivir sin abrazarse a sus rodillas cuando tienes miedo, sin abrazarse cuando estás triste, sin escuchar su voz mientras canta, te desenreda el pelo o te manda a comprar el pan.

Y revivir una y otra vez el aire frío que apareció cuando tu mano se separó de la suya. Aire que se convirtió en viento y que fue helando cada rincón de tu alma.

No volviste a saber nada de ella y sin ella creciste. Probaste a negar su existencia y convertiste tu enfado en su presencia.

Soy educador de niños, niñas, chicos y jóvenes. Muchos de ellos viven lejos de lo que un día fue su casa.

Reconozco la Vida en ellos.  Tan sólo vida y en cada vida, a cada una de sus madres. Y ocurre que me hago tan pequeño como puedo y vuelvo al corazón de mi propia madre. Estiro un pié, una mano y descubro las paredes del útero. Siento que me estrecha en su pecho, que me arropa al acostarme y disfruta satisfecha al verme crecer, progresar, regresar y devolverle un gracias al entregarle a sus nietos.
Ser hijo me convierte en mejor educador.
Reconocer a mi madre es reconocer a las madres de los chicos.
Al mirarles, siento un profundo respeto. Reconozco su origen y me convierto en impulsor de su futuro.

Ellos están aquí y viven. Con el frío o el calor, con la presencia o con su ausencia.

Todos tienen madre, todos somos hijos.

 

Autor: Santiago González Mayor
Ilustradora: Cristina Álvarez Almirante

A mí me vale tu vida


 

Abril2017

EducarconEstrella es reconocer el éxito de la mera existencia.

Cuando les recuerdo este concepto a los chavales, y a sus familias, saben de qué hablo, porque saben el precio de su vida, lo que ha costado llegar hasta aquí.
Y también cuando sólo te queda eso, la vida.

Si tengo la oportunidad de hablar o tener una charla con profesionales de la educación, les digo que es necesario valorar cada vida tan sólo por el simple hecho de estar, de entrar por la puerta del centro, del hogar, del aula… Me miran sin convicción, porque creen que es necesario algo más. Están convencidos de que para que su trabajo sea eficaz, los chavales tienen que dar algo más.

Y veo chavales con trece años que no quieren ir a clase. Pero claro, hasta los 16 es obligatorio… y deambulan por las aulas, los pasillos, las clases de apoyo. Al final llegan los expedientes y,  las expulsiones.
Quizá el mayor logro es que estén, que lleguen cada día a la puerta del instituto, del centro… A partir de ese instante queda en manos de los profesionales para que realicen su trabajo; educar, enseñar lo que puedan aprender.
Estar preparados para el no, para la negativa. Pero no a nuestra enseñanza, sino a su aprendizaje. Estar preparados para escuchar su enfado, su rabia, su desidia, su olor a desesperanza. Dispuestos a nuestra impotencia y a nuestra falta de recursos para motivarles.

Llegarán desfiles de profesionales, las familias contando su historia una y otra vez con la esperanza de que su hijo no se descuelgue, sea aceptado, se produzca un cambio.

A veces me encuentro con una madre, con un padre, cansados  de recorrer, de explicar. Les corto y les digo:

—A mí me vale tu hijo, tu hija. Tan sólo por ser. No sé lo que os ha ocurrido hasta ahora pero a mí me vale porque ya está aquí. Sin su historia él no estaría aquí. «Me quedo» con su vida, porque ya es éxito.Como profesional me toca que sea él quien lo sepa, quien lo disfrute.

Cuando los chavales son acariciados levemente por su propia autoestima su mala suerte será sólo un mal recuerdo. Comenzarán a respirar futuro.

autor: Santiago González Mayor
ilustración: Cristina Álvarez Almirante

de la Mena al Metal

marzo17

Con el paso de los años vamos descubriendo y valorando los distintos acontecimientos que fueron necesarios para convertirnos en las personas que ahora somos. Es más, hemos aprendido a aceptar y rendirnos a los avatares y contratiempos que la vida nos va presentando sabiendo que para algo servirán. Esta enseñanza no es mía sino, de mis mayores.

Y ocurre que somos ” menas “, minerales en bruto que necesitan de procesos, algunos ciertamente violentos, para descubrir el valioso metal que atesoramos. Estos procesos aparecen claramente en las crisis evolutivas (a los 2, 3 años y a los 14, 15, 40, 50…)  o en los acontecimientos vitales (nacimientos-muertes; emparejamientos-separaciones; encuentros-abandonos; éxitos- fracasos; salud-enfermedades). Todo ello nos transforma en un nuevo yo. Y todo ello al servicio de depurar nuestro mineral y mostrarnos algo nuevo,  algo que, curiosamente, siempre estuvo en nosotros.

En nuestra tarea educativa y/o a lo largo de la vida profesional,  vivimos situaciones en las que podemos sentir enfado, impotencia, dolor, soledad, o creer que hemos perdido el norte y que todo está en nuestra contra.
Cuando todo se tambalea a nuestro alrededor, resulta muy difícil atender a lo que otros puedan decirnos, a creer que todo está al servicio de nosotros mismos y de nuestro crecimiento.
A veces, las crisis son necesarias para que se produzcan cambios, para que aparezca el metal preciado, para dar el siguiente paso en la vida y para seguir creyendo en nosotros mismos. Dicen que las crisis nos hacen más fuertes. No lo sé. Eso sí, nos colocan en una nueva dirección, la que ahora toca.
Y como son necesarias, es mejor rendirse que pelear, siendo oportuno parar, poner distancia y reconocer que lo que ocurre es nuestro (aunque veamos enemigos por todos los lados).

Un reto: ser expertos en metalurgia, al precio que sea necesario, para extraer nuestro metal, nuestra identidad y seguir avanzando en la vida, en nuestra tarea educativa.

 

(Una mena es un mineral del que se puede extraer un elemento, un metal generalmente, porque lo contiene en cantidad suficiente para ser aprovechado. Así, se dice que un mineral es mena de un metal cuando mediante minería es posible extraer ese mineral de un yacimiento y luego mediante metalurgia obtener el metal de ese mineral).

autor: Santiago González Mayor
ilustración: Cristina Álvarez Almirante

 

 

13 años de vida

entrada-de-carla-2017

La fuerza de la vida está a nuestro lado. 13 años y toda la vida, “su vida” por vivir. Esto nos propone Carla:

Antes de leer esto vete a un lugar tranquilo y léelo en alto, sintiendo lo que pone como yo lo hago ahora. ¿Estás preparado?

La VIDA es algo con lo que nacemos y que muchas veces no sabemos apreciar. No nos paramos a mirar hacia ella porque nos parece normal vivir en este mundo. Pero la verdad es que no es así. La vida es algo maravilloso. Yo creo con todas mis fuerzas en la vida, pero me ha costado, ya que hasta hacía unos meses no me daba cuenta y ahora, doy gracias, no solo porque tenga alimentos, una casa, que eso también. Pero bueno, la vida para mi es algo que no puedes dejar escapar, ya que parece que todo gira ante ti.

Párate un segundo y mira. Solo mira y piensa. Solo piensa quée sientes. Yo me siento agradecida por haber descubierto el verdadero sentido de la vida para mí. Es como decir, la vida es demasiado corta como para dejarla escapar. No pienses en que mañana tienes un examen, piensa que tú estás vivo, que yo estoy viva para poder hacerlo. Y lo más importante, inténtalo, ya que si no haces nada los años pasarán, y no esperarán a que tú te des cuenta de todo esto. Así que lo mejor que puedes hacer es repetirte esto cada día, aunque solo sea por cinco minutos. 

Ahora quiero que hagas una cosa. Levántate, mírate al espejo, dedícate una sonrisa y no dejes pasar tu vida NUNCA. Vive, vive, vive feliz. Simplemente no quieras abarcar mucho, ni quieras que otros lo hagan por ti. Solo ve a por tus sueños. Prueba cosas distintas. Levántate cualquier día y dite a ti mismo: hoy no va ser un día cualquiera, hoy va ser un día único. Da igual tu rutina, da igual. Solo piensa o  no pienses. Vive y no pares de seguir, de caminar, de avanzar. Solo es lo que es y con eso es más que suficiente. Así que cree en la vida como yo lo hago.

carla-palacio-de-los-guzmanes

autora: Carla González Sahelices

ilustración: Cristina Álvarez Almirante

“Quítales el móvil, no el basket ” por Erea Hierro

TIRO LIBRE SCQ

Que no, que los niños de ahora no son tontos. No os empeñéis en hacerlos inseguros, miedosos y dependientes. Dejadles vivir. Soltad la cuerda para que aprendan y se equivoquen solos y dadles esa autonomía que, al contrario de lo que pensáis, tanto necesitan.

La excusa de ‘eran otros tiempos’ cuando comparáis vuestra infancia a la de vuestros hijos no os la compro. Día a día, muchos de vosotros, tratáis de limitar las capacidades de los más pequeños. Viven anclados al chupete en una burbuja donde siempre hay un adulto para solucionarle hasta el más mínimo de los problemas. Pensáis que eso les ayuda y no os dais cuenta del terrible error que estáis cometiendo.

baloncestoburbuja

La que escribe no es madre pero lleva 9 años tratando a diario con los más pequeños en las canchas de baloncesto. Tiempo más que suficiente para sacar mis conclusiones a base de la experiencia…

Ver la entrada original 477 palabras más

2017

ab2a7bd6-1eb6-4c55-98b0-94cda6c5c908

Un año más de actividades y ya van Tres de Asociación para recordar que lo que eres está bien, que tan sólo eres tú una maravillosa persona capaz de brillar y caminar con lo que fuiste, tienes y eres..

EducarconEstrella es la posibilidad de mirar desde otro perspectiva y comprobar que también, si quieres, puede ser de otro modo, más fácil, sin menos peso, resistencias… Y entonces disfrutar de lo grande que ya eres.

Aquí está el 2017, es para ti.