minimizar las resistencias para optimizar energía

minimizar las resistencias

Nuestra vida como la de los  chicos con los que trabajamos, tiene nudos unos que descubrimos sin saber ni como llegaron y otros que pacientemente elaboramos cada día. Si la vida se asemejara a un cable eléctrico podríamos distinguir los siguientes componentes:

Un enchufe por el que se toma el fluido eléctrico y un cable con dos polos que llegan a una lámpara. El enchufe nos conecta a la vida y todo lo que esto significa: de dónde y de quienes vengo, el cómo soy. Y este enchufe con un voltaje concreto. Después el cable formado por dos polos que podrían ser lo que llega del padre y lo que llega de la madre. Ambos necesarios y ambos están en diferente estado: con más sección, con partes más débiles, con nudos y enredos, sin ellos. Con todo nos llega ese fluido. Al final del cable tenemos una bombilla dispuesta a brillar.

Esa luz brilla casi siempre, aunque de diferentes modos y circunstancias. Cuanto más enredos más resistencia existirá y el consumo eléctrico será mayor. Se hace necesarios estar conectado e ir desenredando los nudos para facilitar la llegada del fluido eléctrico hasta la fuente de luz.

En ocasiones nos hemos acostumbrado a vivir, a rendir en el trabajo como educadores y obtener resultados, con costes altos. Lucimos sí, avanzamos sí, damos luz pero con esfuerzo y llenos de dificultades.

Los chicos para los que trabajamos al igual que nosotros, han aprendido a “salir adelante” con lo que tenían entre sus manos a un precio alto, en muchas ocasiones al igual que le pasó a su familia de origen. Aquí aparecen lealtades, implicaciones que les hacen “ser” y poseer una identidad…quizá lo único que posee. Por esta razón descubrir quienes son, aceptar lo que han sido para dar un paso adelante y tomar su vida su futuro dejando “los nudos que nos les corresponde” y poder brillar con toda la energía y mínima resistencia.

¿Qué ocurre cuando no hay conexión con la vida-origen?

¿Todos los nudos son nuestros?
¿Se pierde la identidad cuando se sueltan nudos que han pasado de los abuelos a padres y estos a sus hijos?

¿Estamos dispuestos a brillar minimizando las resistencias?

autor: Santiago González Mayor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s