el primer plano y la profundidad de campo educativo

estación estrella

Cuando estamos como profesionales en nuestra acción educativa y nos encontramos ante un chico aparecen las demandas inmediatas que nos muestran sus mayores, padres u otros educadores que están bajo su cuidado. Habitualmente son demandas urgentes, excesos o límites, sobra o falta… Y casi siempre ese margen está determinado por el propio adulto el cual “llega o no llega” a poder manejar lo que sucede, lo que emerge a diario. Actitudes en casa, en el colegio, en el parque, en la calle,  que nos desbordan después de haber intentado poner en juego las distintas estrategias aprendidas en otros momentos.

Estamos ante “un primer plano” donde el objetivo se llena absolutamente de imagen, del motivo y cuesta que entre en el encuadre ya que es realmente desbordante.

Nuestra óptica, el objetivo con lo que miramos la realidad, no es lo suficientemente amplio como para poder abarcar la situación. Necesitamos saber cuales son las características de nuestra cámara, de nuestro objetivo, y saber ¿qué tipo de foto estoy realizando: con alta sensibilidad, con alta o lenta velocidad, dejo pasar poca o mucha luz? De tal manera que según sea mi “mirada” la realidad saldrá más nítida o desenfocada, movida, cortada… Las acciones educativas son escasas, o sobrepasadas, la autoestima y la confianza se sienten dañadas.

La realidad es siempre como es pero el cómo se vive, cómo se cuenta… eso es otro asunto.

A veces en la acción educativa es necesario dar un paso hacia atrás, alejarse o cambiar nuestra percepción y el objetivo para ver el motivo educativo y todo lo que está a los lados…todo lo que es el contexto.

E incluso enriquecer nuestros “significados” y dejar que aparezca lo que hay detrás, la historia de cada persona, su profundidad de campo. Lo que trae, su historia, lealtades, valores, identidad y pertenencia a una familia, cultura, religión… nos ayudará a descubrir otras respuestas y poder reinventar nuestras intenciones educativas.

Y podré mirar, sostener y abarcar lo de los otros si he podido mirar, sostener y abarcar  mi propia vida e historia.

mas de la casa

Autor: Santiago González Mayor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s