sostener la honestidad

sostener la honestidad

en nuestra tarea como educadores nos descubrimos a nosotros mismos, como reflejo de lo que fuimos en la infancia, adolescencia. Tan sólo es necesario sostener la honestidad de nuestra propia historia y de lo que ahora somos  sin responsabilizar a los demás de nada más que de lo que cada uno trae.

En casa con los hijos, en el trabajo con los compañeros educadores, con los chicos y sus familias… ¿qué traigo? ¿con qué me encuentro?.

Quizá sea necesario distinguir poniendo un pedazo de honestidad en cada actuación y poder decirnos, esta alegría es tuya, es mía.  Este enfado, este miedo, este impulso,   lo traigo yo, lo traes tu

Y en esta honestidad aprendemos a sostener la vida y a brillar con lo que vamos construyendo.

Las acciones educativas se convierten, entonces, en compartir lo que soy, el como estoy,  cada quien con lo suyo y con lo que recibe de los otros…eso sí, sabiendo distinguir si lo que me ofrecen u ofrezco servirá para construir, para derribar o estancarse.

Curiosamente recibimos y tomamos  lo que necesitamos.

autor: Santiago González Mayor

honestidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s