Toño, un educador con estrella

os presento a un educador con estrella:

Toño Sánchez es un educador que cree en cada chico y su familia. Su tenacidad le convierte en un impulsor de su propia vida y de las personas a quien acompaña en la vida. Chicos y chicas mayores de 18 años que buscan algo más que sobrevivir.

Foto pa Santy

Esta es su estrella:

Nací en un pueblo minero, en el que al salir a la calle se respiraba un aroma característico proveniente de la combustión de las chimeneas de los muchos hogares habitados, hace ya 36 años.

Ese pueblo, Ciñera de Gordón, colmaba todas mis aspiraciones vitales hasta llegar al 1º de BUP de aquella (3º ESO ahora). Por aquel entonces tuve que “emigrar” para ir al pueblo vecino, al Colegio de los Hermanos Maristas. Cuando digo las necesidades vitales lo hago en toda su extensión. En mi pueblo había gente (más de 2.000 personas), había bares (unos 14), había cine, campo de fútbol, bolera, quioscos… y el gran conocido, sólo para las gentes del pueblo y abierto ahora al resto del orbe, el Faedo. Aunque en ese pueblo había, sobre todo, mineros; mujeres de mineros, hijos e hijas de mineros, padres y madres de mineros…

A muy temprana edad comencé a acudir a la escuela, ¡qué buenos recuerdos! Pero mi educación ya había comenzado mucho antes. Primero en el deseo de mis padres que con tanta alegría me buscaron y me esperaron. Cuánto bueno me habéis dado, y me seguís dando. Continuaba con la familia que más extensa y que rebasaba los límites del pueblo, aunque siempre tan pendientes y cercanos. En mi pueblo no sólo educaba la familia de cada uno o los maestros en la escuela, educaba todo el mundo. No te podías desviar lo más mínimo porque siempre había algún vecino o vecina que prestaba su servicio desinteresado a tus padres.

Las gentes de Ciñera somos muy aguerridas, muy luchadoras, con un espíritu de supervivencia (huelgas, desahucios...) y de superación que se ha impregnado en cada poro de mi cuerpo; y una virtud por encima de todas, se trata de gente humilde. Gracias querido pueblo.

La educación con los Hermanos Maristas rompe mi niñez y hace aflorar mi pubertad. Allí descubro que en la vida se han de adquirir responsabilidades a la par que se van cumpliendo años y gozando de libertades; la exigencia en los estudios, la implicación de muchos profesores… Fueron unos años en los que tocó comenzar a madurar y a la vez bonitos, de hecho “me gustó tanto el COU (2º de BACHILLER) que lo hice dos veces.”

En cuanto a los estudios universitarios no tenía claro cuál era el camino a seguir. Comencé en Empresariales pero no era mi sitio, continué en Historia y tampoco fraguo el interés. Entonces el Seminario se cruzó en mi vida. Sí estuve en el Seminario Mayor San Froilán de León durante 4 años. Allí pude experimentar mucho interiorismo, meditación, estudios, y, sobre todo, una estructura para organizar mi vida que me ha servido hasta ahora. También me sirvió para discernir sobre mi futuro y estaba marcado hacia la vida en familia y no a la vida consagrada.

La Fundación JuanSoñador (Inspectoría Salesiana por entonces) me brindó la oportunidad de poder trabajar en un mundo poco conocido por mí hasta entonces, la enseñanza no reglada, la Educación “no formal”. Comencé a trabajar en el Hogar Tragaluz para pasar después al Proyecto Emancipa-Enlace en el que continúo en la actualidad. En el transcurso de estos años he aprovechado para adquirir conocimientos en diversos campos con múltiples formaciones en el campo de la Educación no reglada, con una Diplomatura en Ciencias Religiosas y una Licenciatura en Filosofía. Todo esto no sirve de nada si no hay una vocación detrás, un disfrute y goce con lo que estás haciendo. No todos los días son fáciles, hay momentos duros y complicados pero  por encima de todo está la ilusión por mi trabajo y el profundo respeto hacia quien está delante de mí.

Hodierno me considero una persona que disfruta con su trabajo, que goza en el “cara a cara”, en el “cuerpo a cuerpo”. Soy un humilde chico de Ciñera dispuesto a compartir saberes, conocimientos y, sobre todo, experiencias”.

Si lo deseas puedes comunicarte con Toño Sánchez desde “contacta conmigo”

Anuncios

Un comentario en “Toño, un educador con estrella

  1. Anónimo dijo:

    Es tan buena persona y de tan buena familia, que tiene que ser un buen profesor, educador, amigo, cuidador, el nombre no importa, lo que importa son los hechos.Felicidades Toño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s