haz y …

hacer lo que me hace sentir bien

 lo que al hacerlo, siento que brillo, que existo, que estoy disponible, que me encuentro en el  lugar que  corresponde y que los demás lo notan.

Hoy a lo largo del día ¿cuánto tiempo he dedicado a esto?

Tener la confianza de ser bueno en algo y que los demás lo sepan y me busquen  para que lo muestre. Y descubrirlo en los chicos que tenemos a nuestros cargo, en casa, en los proyectos educativos… mirarles y ver más allá. Dar la posibilidad de que ocurra, que puedan reconocerse en lo que  son, en las cualidades y talentos que han ido elaborando a lo largo de su corta o larga vida.

Estas posibilidades las facilitamos nosotros en los chicos cuando nos reconocemos en las nuestras.

Brillar, permitir que se brille y poder construir desde ahí. Incluso al buscar consecuencias creativas para los “actos poco oportunos”. Esas consecuencias estarán a favor del éxito, no tanto del fracaso y el sufrimiento.

A los chicos les gusta vernos y sentirnos satisfechos en nuestra tarea como educadores, viéndonos brillar sea como sea, cuando les hablamos, cuando te toca el turno de cocina y hacemos un plato especial, enfadados porque perdió tu equipo o sosteniendo un momento de agresividad donde se necesitaba simplemente estar, mirar… creer. solo letras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s