tomar libres, responsables y emocionados nuestra vida.

IMG_3742 TORRE HUMANA

cada miembro en la familia ocupa un lugar determinado acorde a la función que realiza en su sistema. Cada uno es parte del todo y el todo parte de cada uno y de esta manera se asegura no sólo la supervivencia de sus miembros sino la garantía de la sucesión y la posibilidad de dar continuidad a la vida. Esta dinámica es tan natural y profunda como el mismo origen de la vida en cada uno de los sistemas que nos rodean.

Escuchar y observar la realidad como un hecho fenomenológico nos ayuda a asumir que todo lo que ocurre tiene un significado profundo para la familia y el contexto de esta. Sus dinámicas han sido necesarias, hasta ahora, para sostener su sistema. Padres, madres e hijos que responden a un lenguaje aprendido desde sus orígenes, vínculos y lealtades que dan respuesta a situaciones que todavía no han sido resueltas, historia de excluidos que necesitan reconocimiento y reparación.

Lo vemos en las familias, en los chicos con los que trabajamos. Es necesario tomar distancia, observar cual es la función y el compromiso que cada uno tiene con su sistema y la posibilidad real para tomar su vida, su crecimiento, su futuro.  A veces es tanto el peso que soportan que necesitan alejarse, incluso enfadados, para poder volver. O en paz, reconocer lo que es, agradecer, dejar a cada uno lo que fue, lo que es y sentir la fuerza del origen.

Hay hijos que se sienten con la responsabilidad de la supervivencia de su familia de origen. Quizá hasta ahora haya sido así y sus pasos para vivir sean profundamente pesados. Es necesario ayudar a colocarse en el sitio y la función que corresponde y cuando se esté dispuesto a mirar la vida mostrar lo que a cada uno le toca. 

Para ayudar como padres, educadores, a los chicos a tomar lo que les toca  es necesario que primero distingamos cual es nuestro lugar, nuestra función y la capacidad honesta para tomar libres, responsables y emocionados nuestra vida.

autor: Santiago González Mayor

IMG_3742 TORRE HUMANA

Anuncios

3 comentarios en “tomar libres, responsables y emocionados nuestra vida.

  1. Toño dijo:

    Se trata de una mirada al pasado para poder revisar escenarios no pisados, experiencias no vividas. Para poder pensar lo pensado de otro modo. Así nos podemos ubicar de otro modo ante la vida. Como diría Gadamer: “pensar de verdad que el otro podría tener razón”.

    • santyagocarlos dijo:

      y saber que hay escenarios y actores de una historia en la que nosotros no somos los protagonistas sino tan sólo espectadores respetuosos que al ver la trama podemos entender mejor nuestra propio argumento de la vida.

      • Toño dijo:

        y en otras muchas ocasiones somos los tramoyistas, los que podemos preparar el escenario o simplemente recoger lo que otros han utilizado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s