padres y madres sin esperanza. Hopeless Parents.

padres y madres sin esperanza. Hace dos fines de semana se publicaba en España el nº1387 de la revista XLSemanal que acompaña al periódico local. En su interior apareció un reportaje que sintonizó con un asunto que me ocupa desde hace días. Se titula así: “La generación sin esperanza: 50 años y en paro” Testimonios de padres y madres de familia de cincuenta y tantos años en paro. Uno de ellos decía: “Lo peor es la vergüenza: verme como un inútil ante mi familia”.

Padres y madres con adolescentes en casa. Padres y madres que necesitan fortaleza, entereza, templanza, firmeza y mucha paciencia para estar y sostener cada uno de los saltos al vacío que experimentan sus hijos en la aventura que ahora les toca: forjar su propia identidad. Adolescentes que al sentir la debilidad de los padres buscan fuera el apoyo y se hacen fuertes en grupo. Surgen pandillas que necesitan tocar los límites y crecer poniendo a prueba la autoridad en el instituto, en la calle. Después vuelven a casa cuando y como quieren. Padres y madres que creen  no tener nada que ofrecer ni su futuro,  ni un futuro para ellos.

Y para no terminar de hundirse aparece la última tabla de dignidad: la rabia, el enfado, el odio contra todo y contra todos. Desde el dolor y del enfado también se puede sobrevivir. ¿Cuánto tiempo?

Como educadores necesitamos validar cada esfuerzo, cada iniciativa de los padres por ser y actuar como padres. Hacer lo posible para reforzar el entorno  “familia” y que los adolescentes encuentren en ella la referencia, la contención y sobretodo la pertenencia.

La fortaleza de los padres es la red que sostiene el salto que el adolescente da a cada instante. El salto que no termina en le vacío. Saltar sabiendo que hay red y que la red son aquellos que les dieron la vida y que no se avergüenzan de vivir.

autor: Santiago González Mayor

The last weekend in Spain was published nº 1387 the magazine XLSemanal accompanying the local newspaper. Inside I could read an article that tuned to a matter that concerns me last days. The title of that article is “the generation without hope: fifty years old and unemployed”. One of the testimonies of a father was: “The worst is the shame of myself as useless to my family.”

 

Parents with teenagers at home. Fathers and mothers who need strength, fortitude, temperance, firmness and patience to support every bungee jumping experienced by their children in the adventure that is now up to them: to forge their own identity.

 

Teenagers feeling weak parents seek out support and become stronger as a group. Gangs need to touch the limits and grow testing authority at school, on the streets. Then come back home when and how they want. Parents who have nothing to offer their future, or a future for them.

And sometimes, to not finish from sinking, appears the last Board of dignity: rage, the anger, the hate against everything and everyone. It can also survive from the pain and anger. How long?.

 

As educators we need to validate every effort, every initiative of parents to be and act as parents. Make efforts to reinforce the “family” environment and those adolescents are in its reference, containment and overall membership.

The strength of the network’s parent holding jump teenager gives each moment. The leap that does not end in emptiness. Skip knowing there are network and the network are those who gave them life and who are not ashamed to live.

Santiago González Mayor

translated by: Mar Prada Lázaro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s