bueno, malo, amarillo, verde

el-faedo-de-cinera_3471121

los árboles, en este tiempo de otoño, dejan caer sus hojas amarillentas después de haber realizado su servicio durante la primavera y el verano.  Las hojas que un día comienzan pequeñas, de insignificantes yemas y se van haciendo grandes y poderosas. Hasta que llegado su tiempo comienzan a perder el verdor cayendo mansas sobre la tierra.

Quizá parezca que todo acaba ahí, en un campo lleno de hojas secas y de árboles desnudos,  resignados a sufrir el frío y la lluvia helada que se pega congelada en las ramas dormidas.

Y todo es necesario para volver a brotar. Pero el objetivo no es brotar, ni esperar tristes a que la sabia despierte y rompa la gravedad para dar nueva vida. La vida continua en otoño, en invierno. Es necesario que ocurra, que las hojas se estremezcan y entremezclen con la tierra húmeda para pudrirse y transformarse en alimento, en sustrato. Tierra que en el silencio de este sol apagado, de tardes oscuras pueda enriquecerse para volver a ser fértil.

¿Qué es aquello que no nos sirve?, ¿qué es aquello que nos sobra?. Quizá lo que en su día fue necesario para ser, para sobrevivir, para dar sentido a lo que se estaba viviendo. ¿Podemos negar lo que no nos gusta de nosotros, de los otros? Sí, seguro que sí, pero entonces estaremos perdiendo algo de nosotros, de lo que fuimos y de lo que ahora somos.

Seguro que hay muchos aspectos que no nos gustan de los chicos, de los hijos a los que acompañamos como educadores, como padres. Seguro que a ellos tampoco les agrada ciertas realidades de ellos mismos. Pero cada una de estas partes son suyas y completan su totalidad.

Dejemos que caigan aquellos aspectos de nuestra vida que ya son caducos, que amarillean y se sueltan de nuestro hoy. Dejemos que caigan a nuestros pies para incorporarlos a la historia, a nuestro sustrato, a la experiencia de vida.

Todo fue necesario, todo es necesario. Tan sólo dejemos que ocurra y el “para qué” nos traerá los significados que ahora desconocemos.

faedo oscuro

Autor: Santiago González Mayor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s