A mí me vale tu vida


 

Abril2017

EducarconEstrella es reconocer el éxito de la mera existencia.

Cuando les recuerdo este concepto a los chavales, y a sus familias, saben de qué hablo, porque saben el precio de su vida, lo que ha costado llegar hasta aquí.
Y también cuando sólo te queda eso, la vida.

Si tengo la oportunidad de hablar o tener una charla con profesionales de la educación, les digo que es necesario valorar cada vida tan sólo por el simple hecho de estar, de entrar por la puerta del centro, del hogar, del aula… Me miran sin convicción, porque creen que es necesario algo más. Están convencidos de que para que su trabajo sea eficaz, los chavales tienen que dar algo más.

Y veo chavales con trece años que no quieren ir a clase. Pero claro, hasta los 16 es obligatorio… y deambulan por las aulas, los pasillos, las clases de apoyo. Al final llegan los expedientes y,  las expulsiones.
Quizá el mayor logro es que estén, que lleguen cada día a la puerta del instituto, del centro… A partir de ese instante queda en manos de los profesionales para que realicen su trabajo; educar, enseñar lo que puedan aprender.
Estar preparados para el no, para la negativa. Pero no a nuestra enseñanza, sino a su aprendizaje. Estar preparados para escuchar su enfado, su rabia, su desidia, su olor a desesperanza. Dispuestos a nuestra impotencia y a nuestra falta de recursos para motivarles.

Llegarán desfiles de profesionales, las familias contando su historia una y otra vez con la esperanza de que su hijo no se descuelgue, sea aceptado, se produzca un cambio.

A veces me encuentro con una madre, con un padre, cansados  de recorrer, de explicar. Les corto y les digo:

—A mí me vale tu hijo, tu hija. Tan sólo por ser. No sé lo que os ha ocurrido hasta ahora pero a mí me vale porque ya está aquí. Sin su historia él no estaría aquí. «Me quedo» con su vida, porque ya es éxito.Como profesional me toca que sea él quien lo sepa, quien lo disfrute.

Cuando los chavales son acariciados levemente por su propia autoestima su mala suerte será sólo un mal recuerdo. Comenzarán a respirar futuro.

autor: Santiago González Mayor
ilustración: Cristina Álvarez Almirante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s