sencillo

educar con estrella

es

sencillo

sencillo

tan sencillo como aprender a leer cuando llega el momento. En este caso aprender a leer la vida.

Lo primero para aprender a leer la vida es dejarse vivir y descubrir que cada acontecimiento es un parqué oculto en el presente y lleno de significados en el futuro.

Educar desde la confianza y saber que siempre se hace lo que se puede, que los chicos viven lo que pueden y que las personas que educan, educan como pueden. Dejar de pelear con nuestros egos, con sentirnos protagonistas de vidas que no son las nuestras.

Leer las circunstancias que rodean el hecho y encontrar sentido dentro de un tiempo y en un lugar determinado. Mirar a los niños desde su niñez, a los adolescentes como adolescentes y a los jóvenes y adultos con lo que son, jóvenes y adultos del siglo XXI.

Leer a las familias de origen y descubrir lo que aparece entre líneas. Lo que subrayan, las expresiones en negrita, las frases que repiten y lo que los hijos repiten en su vida.

Sencillo como vivir, como dejar que ocurra. Dejar que sea sencillo y rendirse a lo que es.

Sencillo no es debilidad, es sencillo.

Podemos educar desde lo sencillo ya que estamos seguros que no podemos saberlo todo. Por eso ante una actitud que nos desborda, podemos preguntarnos: ¿qué es lo que no estoy viendo?, ¿qué desea mostrarme con esta actitud?. Y las respuestas llegarán cuando deje de preguntar, llegarán cuando sea necesario.

Educar con estrella es algo sencillo porque el educador hace primero su propio camino y después se pone al servicio del que educa.

Una chica llegó al piso donde yo era educador y allí vivió durante unos cuantos años. Antes de irse le preguntamos: ¿Qué has aprendido en estos años? y contestó…  a hacer huevos fritos.

¿Sencillo verdad?

sencillo 1

autor: Santiago González Mayor

Ilustraciones: Cristina Álvarez Almirante

Anuncios

del 100% al 50% del 50% al 100%

los padres son un 50% para los hijos y de cada 50% aparece un nuevo 100%. 

Como hijos ¿cuánto % se reconoce del  padre, cuánto % de la madre?

Como padres ¿cuánto % se acepta la herencia que se entrega a los hijos?

A veces como hijos no se ha podido reconocer todo lo que llega de los padres y  entonces cuando toca ser padre tampoco se está dispuesto, ni disponible a que los hijos tomen la herencia que llega de ellos y de sus abuelos…y ese 50% pierde fuerza…y también, por tanto, su 100%.

La pareja se une aportando cada cual su 50% y hace esta entrega a los hijos. Si el padre y la madre reconocen esto saben que para sus hijos ellos son tan sólo la mitad y por tanto dejarán espacio y reconocimiento de uno hacia el otro. Si no es así los hijos no podrán estar “completos”. Y el hijo estará buscando el % que le falta entretenido en asuntos del padre, de la madre… dejando su presente y futuro en un segundo plano.

A los hijos les llega ese 50% tal cual es y no se puede quitar ni poner nada. Cuanto más reconozcan más podrán llegar a ser 100%, con lo “bueno y con lo malo” todo.

Y al reconocer el todo dejarán al padre y a la madre lo que es de ellos y ellos, los hijos, podrán mirar la vida que tienen por delante.

 te recomiendo el libro de Joan Garriga “¿Dónde están las Monedas?”

 

autor: Santiago González Mayor

sumar

descarga

hace años mi amigo Teodoro dijo tomando un vino: – Santy a mi me gusta sumar, en mi trabajo, con la gente diferente, con las nuevas ideas… Ahora  retomo esta expresión y siento que, para mí, siempre será de Teodoro.

Como padre y como educador estoy convencido que sumar siempre fortalece cada acción, pero los “ataques de importancia” como recuerda frecuentemente Angélica Olvera no ayudan, más bien debilitan y nos hacen sentirnos mejor por un instante, eso sí, tan sólo… durante un instante. Cuando el foco desaparece…todo se queda en nada y el precio que se ha pagado ha sido alto.

Educar con estrella surge con la intención de mirar más allá de nosotros mismos, de nuestros logros u opiniones. Más allá de ese lugar que en vez de impulsarnos nos parapeta en una defensa inútil.

Sumar para ser más, para brillar. Y descubrir que, aunque tenemos luz propia, todo es más nítido y lleno de color si agregamos abundante luz. Para ello es necesario despojarse de los miedos, de los sentimientos de inferioridad, de las comparaciones agotadoras… y dejarse llevar por la vida y por aquellas personas que  nos aportan (no siempre lo que deseamos escuchar o mirar).

Por todo ello y por muchas otras grandes, medianas y pequeñas razones, corazonadas, deseos… existe desde hace unos meses la Asociación Socioeducativa “Educar con Estrella”. Esta es su finalidad:

Investigar, promover, formar, orientar y compartir con: padres, educadores, agentes sociales, y expertos,  los procesos socio-educativos que tiendan al desarrollo integral y exitoso de los niños, niñas, adolescentes  y jóvenes. Teniendo especial atención en aquellas  personas que viven situaciones de dificultad socio-educativa respetando su historia y realidad actual.

Desde este blog y otros medios os llegarán nuestras propuestas y también las vuestras. En estos momentos ya estamos preparando una formación para educadores, agentes sociales, familias, asociaciones… que se desarrollará en la ciudad de León antes de las navidades.

Sumar para luego multiplicar sin prisa, paso a paso. Este es nuestro impulso esto es Asoc. Educar con Estrella

descarga

haz y …

hacer lo que me hace sentir bien

 lo que al hacerlo, siento que brillo, que existo, que estoy disponible, que me encuentro en el  lugar que  corresponde y que los demás lo notan.

Hoy a lo largo del día ¿cuánto tiempo he dedicado a esto?

Tener la confianza de ser bueno en algo y que los demás lo sepan y me busquen  para que lo muestre. Y descubrirlo en los chicos que tenemos a nuestros cargo, en casa, en los proyectos educativos… mirarles y ver más allá. Dar la posibilidad de que ocurra, que puedan reconocerse en lo que  son, en las cualidades y talentos que han ido elaborando a lo largo de su corta o larga vida.

Estas posibilidades las facilitamos nosotros en los chicos cuando nos reconocemos en las nuestras.

Brillar, permitir que se brille y poder construir desde ahí. Incluso al buscar consecuencias creativas para los “actos poco oportunos”. Esas consecuencias estarán a favor del éxito, no tanto del fracaso y el sufrimiento.

A los chicos les gusta vernos y sentirnos satisfechos en nuestra tarea como educadores, viéndonos brillar sea como sea, cuando les hablamos, cuando te toca el turno de cocina y hacemos un plato especial, enfadados porque perdió tu equipo o sosteniendo un momento de agresividad donde se necesitaba simplemente estar, mirar… creer. solo letras

sostener la honestidad

sostener la honestidad

en nuestra tarea como educadores nos descubrimos a nosotros mismos, como reflejo de lo que fuimos en la infancia, adolescencia. Tan sólo es necesario sostener la honestidad de nuestra propia historia y de lo que ahora somos  sin responsabilizar a los demás de nada más que de lo que cada uno trae.

En casa con los hijos, en el trabajo con los compañeros educadores, con los chicos y sus familias… ¿qué traigo? ¿con qué me encuentro?.

Quizá sea necesario distinguir poniendo un pedazo de honestidad en cada actuación y poder decirnos, esta alegría es tuya, es mía.  Este enfado, este miedo, este impulso,   lo traigo yo, lo traes tu

Y en esta honestidad aprendemos a sostener la vida y a brillar con lo que vamos construyendo.

Las acciones educativas se convierten, entonces, en compartir lo que soy, el como estoy,  cada quien con lo suyo y con lo que recibe de los otros…eso sí, sabiendo distinguir si lo que me ofrecen u ofrezco servirá para construir, para derribar o estancarse.

Curiosamente recibimos y tomamos  lo que necesitamos.

autor: Santiago González Mayor

honestidad

todo es posible cuando deja de ser imposible

solo letras

todo es posible cuando deja de ser imposible

Son muchas las familias que  viven (algunas desde varias generaciones hacia atrás) contextos de profunda dificultad en las que abunda la falta de salud, situaciones de violencia, pobreza y que dejan tras su paso una estela de desesperación, dolor  y exclusión que  reproducen fieles al amor y pertenencia los hijos: niños, adolescentes y jóvenes estigmatizados con destinos difíciles. Para estos conseguir el éxito resulta una “misión casi imposible”…hasta que descubren que si es posible.

Somos nosotros: Trabajadores  y educadores Sociales, psicólogos y resto de agentes sociales los que reproducimos y hacemos de espejo lo que estas familias viven y lo que la sociedad (que paga nuestros servicios) piensa de estas realidades. Entre los colegas de profesión escuchamos diálogos en los que  se detecta como nuestro trabajo se vive como una carga y la esperanza inicial de “ser agentes de cambio” se ha convertido en una sensación de agotamiento y sobrecarga continua, viendo que los problemas y las realidades crecen y las respuestas, “soluciones” desaparecen .

Esta propuesta nace desde aquí, de la realidad que vivimos cada día desde hace años y que reconoce los esfuerzos e inversiones de todo tipo para que las intervenciones educativas sean un éxito.

Por ello la propuesta o la imagen “educar con estrella” no surge de un planteamiento “ideal” sino de la pura realidad y del camino que como profesionales hemos recorrido.

Sabemos que todo modelo debe ser CONTEXTUALIZADO y aprovechar lo que en cada lugar “vale” y lo que cada persona puede o está dispuesta a comprender.

autor: Santiago González Mayor